Nuria Álvarez cultiva y cuida, como si fueran sus hijas, plantas de frutos rojos en la comarca zamorana de Tierra del Pan

 

Nuria Álvarez Rodrigo cambió hace tres años el mundo de la comunicación y el marketing por las zarzamoras como un cultivo alternativo en la provincia de Zamora. Volvió a Almendra del Pan desde Irlanda, a donde se había ido tras perder su empleo en Madrid por la crisis. Desde entonces, ha plantado y cuidado 1.050 plantas en la explotación que tiene en su pueblo, Almendra del Pan.

Lo ha hecho con mimo, como si fueran sus hijas, como si tuviera miles de hijas. “Tienes que tratarlas así. Yo es que tengo un montón de hijas”, afirma sobre unas labores que requieren que siempre esté pendiente, día tras día, y en las que cuenta con la ayuda de su padre, Agripino, agricultor de profesión.

¿Y qué tienen de especial sus zarzamoras? Pues que son las mejores o eso asegura la joven emprendedora mientras sonríe, como cualquier madre haría si hablara de sus hijos. La principal diferencia es que se cultivan al aire libre y no en un invernadero. “El sabor de una zarzamora cultivada al aire no tiene nada que ver porque yo dependo del sol, las riego y el sabor… es que están muy buenas”, destaca.

Beneficios de las zarzamoras

“Qué voy a decir yo. Todos los del mundo”, responde al preguntarle por los beneficios de comer zarzamoras. Destaca que son antioxidantes, anticancerígenas y que tienen minerales. Es la gran desconocida, afirma, y su consumo ayuda a personas con diabetes o problemas de intestino.

De momento, Agroberry, como se llama la empresa de Nuria Álvarez, ha comercializado las moras en la zona y a través de algunos envíos de fruta fresca fuera de la provincia. También elabora mermelada y chupito, y en sus planes está además la puesta en marcha de una “minifábrica” para hacer otros productos como bombones y miel de zarzamora.

El futuro para esta iniciativa innovadora parece esperanzador ya que, aunque es un producto que no se consume mucho en España, sí se consume en otros países. “A nivel nacional está creciendo y va a seguir creciendo y eso es muy bueno”, sostiene mientras señala a lo lejos el punto donde se ubican los terrenos donde construirá la nave en la que ya se imagina con sus moras.